Encender una estufa de leña

Encienda una estufa de leña

Encienda una estufa

  • Asegúrese de que la tapa inferior de aire ("control de aire primario") esté abierta. Si es posible, mantenga también abierto el cenicero.
  • Por encima de la estufa se encuentra a menudo lo que se llama el control de aire secundario o también conocido como estabilizador de tiro. Este debería estar igualmente abierto.
  • No utilice nunca alcohol u otros combustibles líquidos para la estufa. Esto puede causar explosiones o llamaradas.

El método "tradicional" para encender el fuego

Para encender un fuego necesita cerillas, papel de periódico, pequeñas ramitas y ramas bien secas además de troncos. Cuanto más grande sean sus troncos, debe disponer de más ramas de diferentes calibres.

Comience por la preparación del papel de periódico, a partir de 5-6 páginas completas de periódico hecho bolitas como pequeñas pelotas de tenis. Deposítelas en la base interna de la chimenea.

Ponga las ramas más finas encima y continúe colocando las ramas cada vez más gruesas.

También puede utilizar virutas hechas especialmente para encendido de la madera muy seca.

Es de libre elección si usted quiere colocar sus troncos en horizontal o en forma de tipi (como una 'A'). Lo que es importante es que el aire pueda entrar entre los troncos, pero que haya al mismo tiempo, la proximidad adecuada para que la temperatura se mantenga lo suficientemente alta en el centro de la chimenea.

Abra la tapa del conducto de chimenea.

Queme una hoja de papel de periódico ligeramente compactada en la parte superior de la chimenea para iniciar el tiro (aire caliente que sube en la chimenea). Esto reducirá la cantidad de humo que entra en la habitación en el momento de la combustión.

Encienda las bolitas de papel de periódico de la parte de abajo del montón. El fuego debería prender correctamente.

Califica esta página

  • Por favor, deje un nombre y dirección de correo electrónico si desea ser contactado.